El caballero verde: el olvidado héroe español de las Cruzadas que derrotó a Saladino en dos ocasiones

El guerrero de origen peninsular se ganó el respeto del sultán que unificó a todo el islam y recuperó la ciudad santa de Jerusalén

Año 1187 d.C. Oriente Medio atraviesa un sangriento conflicto entre cristianos y musulmanes que pasaría a la historia como la Guerra Santa. Estamos en la famosa época de las Cruzadas pero el poder de estos soldados de Cristo en Oriente Medio ya no es el que era. Sobre todo tras la caída de la ciudad santa de Jerusalén en octubre de 1187, ciudad que tras un sitio de 12 días volvía a pasar a manos de los árabes, esta vez liderados por Saladino. El sultán que consiguió unificar a todo el islam.

Saladino era consciente de que los cristianos volverían a intentar recuperar Jerusalén. Por eso, una vez conquistada la ciudad santa prosiguió rápidamente su viaje para acabar con las últimas fortalezas cristianas en la zona. Puntos estratégicos que permitían a sus adversarios desembarcar nuevas tropas procedentes del viejo continente. Ciudades como San Juan de Acre capitularon de inmediato pero ese no fue el caso de Tiro, una ciudad situada en el actual Líbano.

LA PRIMERA VICTORIA DEL CABALLERO VERDE SOBRE SALADINO

Cuando el sultán Saladino, ante los escasos enclaves bajo el estandarte de la Cruz que quedaban en Oriente Medio, ya pensaba en la victoria total, Tiro se le atragantó.

La ciudad era prácticamente inexpugnable. A eso se le añadió un nuevo problema a Saladino, la aparición de un caballero llegado desde el otro extremo del Mediterráneo que sembró el miedo entre sus filas. Su nombre no era otro que el de Sancho Martín aunque todos, tanto adversarios como aliados, lo conocían como el caballero verde. Nombre que recibió debido a los ropajes de este color que lucía en batalla.

Su actuación en Tiro permitió que la ciudad siguiese en manos cristianas aunque esa no sería la única vez que este caballero procedente de la península ibérica lograse derrotar al sultán Saladino.

LA SEGUNDA VICTORIA DEL CABALLERO VERDE SOBRE SALADINO

Un año después de su retirada en Tiro, Saladino volvió a lanzar una ofensiva contra las tropas cristianas. Su objetivo en esta ocasión no fue otro que la ciudad de Trípoli. Para su sorpresa, allí le esperaba nuevamente una figura familiar a la par que amenazante, el caballero verde.

Al enterarse de que el caballero verde se encontraba entre los defensores, el sultán Saladino decidió reunirse con aquel héroe que tanta fama había ganado en el campo de batalla.

Según los cronistas, el caballero verde fue invitado al campamento de Saladino, allí el sultán le ofreció unirse a sus huestes y no solo eso, también le regaló oro, plata y un caballo. Sin embargo, el olvidado héroe español de las cruzadas rechazó la oferta y combatió a los musulmanes guiando a los defensores de Trípoli hacia la victoria. El caballero verde venció nuevamente al sultán Saladino, quien tuvo que retirarse de una ciudad que permaneció en manos cristianas cien años más.

EL FINAL DEL CABALLERO VERDE

Tras la defensa de Tiro y Trípoli, no se ha vuelto a tener ninguna noticia sobre el caballero verde. Es posible que cayera en combate o tal vez se convirtiese en templario, llegando a abandonar sus vistosos ropajes pero lo cierto es que el caballero verde, el olvidado héroe español de las Cruzadas, fue el único capaz de derrotar al sultán Saladino en dos ocasiones.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest