Efemérides 5 de enero: La renuncia del Rey Ramiro II de León

Tal día como hoy, el 5 de enero del 951, el Rey Ramiro II de León, en su último acto público, renunciaba a la Corona en favor de su hijo Ordoño

Tal día como hoy, el 5 de enero del 951, el Rey Ramiro II de León, en su último acto público, renunciaba a la corona de León en favor de su hijo Ordoño.

Ramiro era el tercero de los hijos del Rey Ordoño II de León. Cuando su padre muere en 924, su tío Fruela ocupa el trono y tanto él como sus hermanos son apartados del poder, sin embargo, esta situación no duró mucho tiempo pues el Rey Fruela II fallecía al cabo de un año por culpa de la lepra.

La muerte del Rey Fruela II de León provocó un grave problema sucesorio entre su hijo, Alfonso Froilaz, y los hijos del Rey Ordoño II de León. Alfonso Froilaz recibe el apoyo de los nobles asturianos mientras que Ramiro y sus hermanos cuentan con el respaldo de los nobles gallegos y portugueses, además de la ayuda del Rey pamplonés Sancho I Garcés.

Los hijos del Rey Ordoño II de León vencieron en batalla a Alfonso Froilaz, quien fue expulsado  de León. El trono del Reino de León pasó a ser ocupado por Alfonso IV ‘el monje’. Por su parte, Ramiro se encargó del gobierno de los territorios portucalenses situados entre los ríos Miño y Mondego con el título de Rey de Portugal aunque este era subordinado de su hermano Alfonso. Así fue hasta que Alfonso IV renuncia a la Corona de León en el año 931. Su abdicación permitió a Ramiro ceñir la Corona de León.

Un año después, Alfonso IV se arrepintió de su decisión e intentó recuperar el trono por la fuerza. La pugna por el poder entre ambos hermanos fue aprovechada por el Rey de Asturias, Alfonso Froilaz, para reclamar nuevamente sus derechos sobre el Reino de León. No lo consiguió. Ramiro logró imponerse sobre el resto de candidatos al trono. Primero venció a su hermano Alfonso y, más tarde, se adentró en Asturias para derrotar a Alfonso Froilaz. Ambos fueron hechos prisioneros, cegados y, finalmente, trasladados al monasterio de Ruiforco hasta su muerte.

De esta forma Ramiro II de León logró reunir bajo su mando todos los territorios de la Corona leonesa. Sin enemigos entre sus súbditos centró sus esfuerzos en combatir a los musulmanes, quienes por su ferocidad en el campo de batalla le llamaban ‘el Diablo’.

La resistencia de Ramiro II de León frente a los musulmanes hizo que Abderramán III proclamase la yihad en el año 939. Aquella llamada a la guerra permitió al califa omeya reunir al mayor ejército de la historia de Al-Andalus, un ejército formado por cerca de 100.000 hombres que, contra todo pronóstico cayó contra el monarca leonés en la batalla de Simancas.

La victoria en Simancas permitió a Ramiro II extender sus territorios más allá del Duero y repoblar importantes poblaciones como Salamanca.

Creyéndose próximo a su muerte, Ramiro II renunció, en su último acto público, a la Corona de León. La abdicación en favor de su hijo Ordoño III tuvo lugar el 5 de enero del año 951. Falleció días después.

¿QUÉ OTROS HECHOS TUVIERON LUGAR EL 5 DE ENERO?

1543: El gran defensor de los indígenas, Fray Bartolomé de las Casas, desembarca en el puerto de San Francisco de Campeche (México).

1813: Las Cortes de Cádiz suprimen el Tribunal de la Inquisición en todos los territorios españoles.

1814: La Regencia del Reino de España se traslada de Cádiz a Madrid.

1936: Fallece el escritor Ramón María del Valle-Inclán.

1938: Nace en Roma el Rey Juan Carlos I de España.

1977: Se suprime el Tribunal de Orden Público, se crea la Audiencia Nacional y se deroga el decreto ley sobre el terrorismo.

1978: Se aprueba la preautonomía del País Vasco.

OTRAS NOTICIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en pinterest
Pinterest