¿Quién creó la Guardia Civil y por qué motivos?

La Guardia Civil es el primer cuerpo de seguridad español de ámbito nacional

En el año 1844 España no pasaba por su mejor momento. La desintegración de aquel imperio de antaño en el que nunca se ponía el sol durante el reinado de grandes monarcas como Carlos I o Felipe II continuaba, las consecuencias de la Primera Guerra Carlista que durante siete años sumió al país en el caos más absoluto todavía eran patentes e incluso existía el riesgo de producirse una nueva guerra civil, la inestabilidad política y la corrupción se encontraban a la orden del día como también la falta de seguridad en el campo provocada por bandoleros que asaltaban y robaban en las carreteras y caminos rurales.

Esa falta de seguridad en las zonas rurales de España se convirtió en un verdadero problema. Luchar contra los bandoleros no era una tarea sencilla. Tenían un gran conocimiento de las zonas en las que actuaban e incluso, en ocasiones, contaban con el apoyo de la población local, especialmente en zonas de Andalucía y Cataluña. Tampoco se trataban de vulgares ladrones como podamos imaginar, eran grupos muy organizados y formados, en muchas ocasiones, por veteranos de la Guerra de la Independencia y de la Primera Guerra Carlista.

Para solventar este problema la reina Isabel II firmó el 28 de marzo de 1844 un Real Decreto  con el que se creaba un cuerpo de seguridad de ámbito nacional encargado de controlar la situación en el campo además del orden público general, cuerpo que recibió el nombre de Guardia Civil.

FRANCISCO JAVIER GIRÓN Y EZPELETA, FUNDADOR DE LA GUARDIA CIVIL

La firma de Isabel II en el Real Decreto del 28 de marzo de 1844 creaba de forma oficial la Guardia Civil aunque esta no entró en servicio hasta el día 10 de octubre de ese mismo año. Los motivos: el cumpleaños de la Reina Isabel II que en ese momento alcanzaba la mayoría de edad al tener ya 14 años y la necesidad de cierto tiempo para seleccionar y formar a los futuros miembros del cuerpo.

La creación de la Guardia Civil era responsabilidad del ministro de Guerra de la época, Manuel de Mazarredo, quien encargó su organización al por aquel entonces inspector militar general, Francisco Javier Girón y Ezpeleta, el II Duque de Ahumada.

Su plan era crear un cuerpo similar al de las gendarmerías de otros países europeos basado en la calidad de sus miembros a los que exigiría sacrificio, lealtad, austeridad, disciplina, abnegación y espíritu benemérito. Con esta idea, el Duque de Ahumada presentó el 20 de abril de 1844 un informe en el que detallaba como debía ser la organización del nuevo cuerpo. Un informe a partir del cual se firmó el 13 de mayo de 1844 un nuevo decreto que determinaba la naturaleza militar de la Guardia Civil. Cuerpo que dependía de los ministerios de Guerra y Gobernación.

ENTRADA EN SERVICIO DE LA GUARDIA CIVIL

Durante el verano de 1844 se llevó a cabo el primer reclutamiento del cuerpo. Con él, la Guardia Civil pasaría a estar formada por 14 jefes, 232 oficiales y 5.769 agentes  que entraron en servicio meses después durante el cumpleaños de la Reina Isabel II el 10 de octubre de 1844. Lo hicieron para encargarse de la seguridad en el recorrido de la comitiva real desde el Palacio hasta las Cortes. Desde entonces la Guardia Civil se ha encargado de garantizar la seguridad de los ciudadanos españoles, tarea que sigue cumpliendo a día de hoy 177 años después de su creación.

OTRAS NOTICIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest