La caída del último Reino musulmán de la Península Ibérica

El sultán Boabdil hizo entrega a los Reyes Católicos de las llaves del Reino de Granada el 2 de enero de 1492

La toma Granada, la caída del último Reino musulmán de la Península Ibérica

2 de enero de 1492, la Península Ibérica vive un hecho histórico, el sultán Boabdil hace entrega a los Reyes Católicos del último Reino musulmán de la Península Ibérica, el Reino de Granada.

La rendición tiene lugar después de que el 25 de noviembre de 1491 se produjese la firma de las Capitulaciones de Granada, acuerdo que, en un principio, contemplaba la capitulación del último Reino Musulmán de la Península Ibérica el 6 de enero de 1492, sin embargo, el sultán Boabdil, temeroso de una sublevación por parte de aquellos que se oponían a la entrega de la ciudad, adelantó la rendición del Reino de Granada al 2 de enero de 1492.

La entrega de Granada se realizó en el entorno de una de las puertas de la ciudad. Tal y como se había acordado previamente, el sultán Boabdil acudió al encuentro de los Reyes Católicos montado a caballo al frente de los suyos. Lo hizo, hasta encontrarse frente a los monarcas cristianos. En ese momento, el sultán nazarí se bajó del caballo e intentó postrarse ante Fernando ‘el Católico’ al mismo tiempo que le hacía entrega de las llaves de la ciudad, pero el Rey aragonés se lo impidió.

Para llegar a este momento tuvieron que pasar diez largos años de guerra. Boabdil resistió todo lo que pudo pero, cuando los Reyes Católicos le garantizaron una serie de derechos a los musulmanes, entre los que se encontraban la tolerancia religiosa a cambio de una rendición incondicional, este renunció a su Corona.

Cuenta la leyenda que Boabdil, tras abandonar Granada, no echó la vista atrás hasta llegar al último lugar del camino del valle de Lecrín desde el que se podía divisar la bella ciudad, momento en el que comenzó a llorar. Su reacción hizo que su madre, la poderosa sultana Aixa, le dijese: “Llorad como una mujer lo que no supisteis defender como un hombre».

Por su parte, los Reyes Católicos no hicieron su entrada triunfal en las calles de Granada hasta el 6 de enero de 1492. Se ponía de esta forma punto y final a un periodo que, con el paso de los siglos, recibiría el nombre de ‘La Reconquista’, aunque eso, es otra historia.

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Utilizamos cookies propias y de terceros con fines analíticos para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra página web. Al hacer clic en el botón aceptar, consientes el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos.    Más información
Privacidad