Los Tercios españoles: los temidos soldados del Imperio español que dominaron Europa

Su gran disciplina, valor y alto grado de compañerismo en el campo de batalla convirtieron a los tercios en invencibles

Hay quien compara a los Tercios españoles con las antiguas legiones romanas y las falanges macedónicas del gran Alejandro Magno, ejércitos, que en su tiempo, dominaron prácticamente todo el mundo conocido. No es para menos, los Tercios españoles consiguieron una hazaña similar: dominar los campos de batalla de toda Europa durante más de un siglo.

¿QUÉ ERAN LOS TERCIOS ESPAÑOLES Y QUÉ LES HACÍA TAN TEMIBLES?

Los Tercios españoles eran regimientos de soldados con gran sentido del honor y enorme valentía que sentían un gran desafecto por la vida. Prueba de ello son las palabras de uno de sus más ilustres miembros, el dramaturgo Calderón de la Barca: “El honor es patrimonio del alma y el alma sólo es de Dios”.

Se trataban de compañías formadas entre los 2.500 y 3.000 voluntarios que, con el paso del tiempo, fueron adquiriendo formación militar hasta convertirse en auténticos profesionales de la guerra. De hecho, los tercios españoles fueron el primer ejército profesional en Europa desde las antiguas legiones romanas y el primero cuyos miembros no fueron reclutados forzosamente.

Los españoles no representaban precisamente el mayor porcentaje de los  soldados de los tercios entre los cuales, se podían encontrar valones, borgoñones, alemanes e incluso suizos y húngaros. Soldados que mantuvieron a raya a las potencias europeas de la época.

Lo hicieron gracias a la táctica militar que ellos mismos idearon. Táctica que incluso copiaron los ingleses más de 200 años después. Esta consistía en organizar a los regimientos en cuadrados perfectos.

Al frente se encontraban los mosqueteros, los primeros en entrar en combate que, con sus armas pesadas de largo alcance –los mosquetes- , eran los encargados de dar la bienvenida al enemigo. Mientras, a ambos laterales se encontraban unidades móviles de arcabuceros. Su propósito era acabar con los supervivientes de las primeras descargas y envolver al enemigo para más tarde, despejar el camino. Era en ese momento cuando entraban en acción los escuadrones de piqueros con sus largas picas de seis metros de altura que sembraron el terror en toda Europa, especialmente entre la caballería enemiga.

¿POR QUÉ ERAN LLAMADOS TERCIOS?

Existen varias teorías al respecto. Una de ellas establece que reciben ese nombre por el número de soldados por el que estaban conformados, en torno a 3.000, aunque las hay que dicen que su nombre se debe a las tres armas básicas que empleaban: la pica, el arcabuz y la espada.

Otra establece que el nombre se debe a que en un principio fueron tres el número de guarniciones que conformaban los Tercios españoles: Nápoles, Sicilia y Lombardía. Son los denominados Tercios viejos que el emperador Carlos I de España y V de Alemania crea a lo largo del S.XVI. Pese a todo, a día de hoy se desconoce el motivo por el cual los Tercios españoles eran llamados así. 

EL ORIGEN DE LOS TERCIOS ESPAÑOLES

El origen de los Tercios españoles se remonta al final de la Reconquista cuando los Reyes Católicos combatían al último reino musulmán de la península ibérica, el Reino de Granada. Es en ese momento cuando las tropas de los reinos de Castilla y Aragón adoptaron el efectivo modelo de los piqueros suizos pasando a crear cuadros de infantería formados por piqueros, ballesteros y espadachines.

No obstante, el gran paso para su creación tuvo lugar en Italia y tiene nombre y apellidos, Don Gonzalo Fernández de Córdoba, más conocido como el Gran Capitán, quién sentó las bases de los Tercios españoles al reorganizar su estructura y sus tácticas de guerra, tácticas en las que implementó de forma eficaz las armas de fuego.

Su gran labor impulsa la creación de forma oficial de los Tercios españoles  durante el reinado del emperador Carlos I de España y V de Alemania. Tropas que desde ese momento dominaron los campos de toda Europa durante más de siglo y medio. Lugar en el que se hicieron un nombre con batallas como las de Pavía, Mühlberg o San Quintín entre muchas otras.

EL FINAL DE LOS TERCIOS ESPAÑOLES

Muchos afirman que la batalla de Rocroi, la primera derrota importante de los Tercios españoles, significó su final pero lo cierto es que los motivos fueron otros muy diferentes. De hecho, estos no tuvieron nada que ver con la guerra sino más bien con la crisis que se produjo a lo largo del S. XVII debido a epidemias como la peste, las hambrunas unido a la debilitación de una monarquía española que se quedó sin dinero para mantener a los Tercios españoles que durante más de siglo y medio dominaron los campos de batalla de toda Europa.

OTRAS NOTICIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest